VINO CON AJO, ANTIGUO REMEDIO

El vino de ajo es muy útil para combatir diversas enfermedades y molestias. Mientras que el ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y purificantes gracias a la alicina, el vino tinto es rico en antioxidantes que mejoran la salud del corazón y previenen el envejecimiento prematuro. Veamos cómo prepararlo y en qué casos consumirlo para aprovechar todos sus beneficios. presta mucha atención al siguiente vídeo.