Remedio para bajar de peso con chía y avena. Pierde dos tallas solo de panza!!

La chía, es una excelente fuente natural de aceites esenciales tales como el Omega 3 o el Omega 6. Son semillas con alto índice de antioxidantes que previenen el envejecimiento de la piel a temprana edad y la mantienen fuerte.

Por otro lado, la avena es una increíble fuente de proteínas, fibra y minerales. Esta también contiene betaglucano, una sustancia capaz de aportar un gran número de beneficios a la salud y a nuestro organismo.

Ahora que conoces los diferentes beneficios que nos pueden aportar estos dos súper alimentos cada uno por su lado, ha llegado el momento de contarte la receta de un delicioso y nutritivo desayuno que podemos crear al combinarlos.

Remedio para bajar de peso con chía y avena. Pierde dos tallas solo de panza!!

maxresdefault

Es muy fácil de preparar y solo te tomará 10 minutos, además, no contiene muchas calorías y podrá aportarte todas las vitaminas y nutrientes que necesitas para comenzar el día con fuerzas suficientes. Al comerlo estarás consumiendo de manera natural los siguientes elementos:

Proteínas, hidratos de carbono, grasas buenas, vitaminas, minerales y fibra. Todos estos componentes te ayudarán a conseguir ese vientre plano que deseas.

INGREDIENTES (PARA 2 PERSONAS):

1 taza de avena
1 poco de sal
2 cucharaditas de esencia de vainilla
2 cucharaditas de miel
1 rama de canela o canela en polvo
4 cucharadas de semillas de chía
500 ml de agua

PREPARACIÓN:

Une el agua en un recipiente con la vainilla y la canela y cocina a fuego alto. Espera a que hierva y luego bájalo a fuego lento. Agrega la avena y cocínala durante unos 5 minutos sin tapar el recipiente. Cuando hayan pasado los 5 minutos, retira la mezcla del fuego y permítele reposar.

Tapa nuevamente el recipiente y espera unos 5 minutos más. Si has puesto la rama de canela, quítala. Agrega la miel, una pizca de sal y mézclalo bien.

Sírvelo en una taza grande cuando la mezcla aún se encuentre caliente. Espolvorea las cucharadas de semillas de chía por encima. Revuélvelo todo bien y listo!.

También puedes agregarle unos frutos secos o diferentes tipos de frutas frescas. Puedes agregarle fresas, arándanos, moras, kiwis, bananas o mangos. Lo que más te guste!.

Fuente e imágenes: Salud extra