Elimina las manchas y blanquea tus manos con este método 100% natural!!

La aparición de manchas en la piel puede ser causada por diversos factores; desde la radiación solar, factores hormonales, embarazo, envejecimiento.

Pero no solo en nuestras manos pueden aparecer manchas, también pueden aparecer en diversas partes del cuerpo, pero especialmente aparecen en aquellas que están más expuestas como son el rostro, escote y las manos.

Otro hecho que influyen mucho en la aparición de manchas y que provoca que nuestras manos se maltraten, es que están en contacto directo con una infinidad de productos y otros agentes (detergentes, jabones, frío…) que pueden acelerar o agravar la aparición de manchas. Hoy día, existen un sinnúmero de métodos para tratar las manchas y las partes oscuras de nuestra piel, en especial nuestras manos. Muchas personas recurren a tratamientos estéticos con el fin de eliminarlas, otras optan por cremas químicas fabricadas por laboratorios.

Elimina las manchas y blanquea tus manos con este método 100% natural!!.

Si quieres evitar tratamientos cosméticos costosos y eliges utilizar un método 100% natural, te daremos una receta hecha a base de leche que ayudará a que tu piel sea suave y tierna como tanto deseas.

PARAFINA CASERA PARA TENER UNA PIEL SUAVE Y TIERNA:

Ingredientes:

Gelatina en polvo sabor a fruta.
Leche (NO EN POLVO).
Jugo de pepino.
Bicarbonato de sodio.

Preparación :

En un tazón, deberás echar 2 cucharadas de gelatina en polvo, agregarle 2 cucharadas de leche, media cucharadita de bicarbonato de sodio, una cucharada de jugo de pepino y proceder a mezclar estos ingredientes hasta conseguir una buena consistencia. Hecho esto, pon la mezcla en el microondas durante unos 15 segundos y listo.

Aplicación:

Con la ayuda de un pincel, debes aplicar esta poderosa mascara en las zonas donde deseas desaparecer las zonas oscuras y tener una piel suave. Ahora que aplicaste la cera, deja que se seque completamente. Ahora pele la cera.

Conseguirás aclarar tu piel y que luzca hermosa!.

Fuente e imágenes: Gurú de Remedios