Los problemas de presión son un padecimiento silente y que durante mucho tiempo no refleja ningún síntoma aparente, pero que de no tratarse a tiempo, puede desencadenar en