Adiós derrames cerebrales, diabetes, hipertensión, alzheimer, y más con esta simple hoja, conoce como usarla!

El extracto de esta hoja, por sus grandes beneficios, es eficaz contras muchas enfermedades, pero es especialmente eficaz en el alzheimer y la diabetes.

La hojas del olivo proporcionan protección a tu sistema cardiovascular e inmune, estas maravillosas hojas ayudan a la promoción de la presión arterial saludable, previenen el alzheimer y la diabetes. Esta simple hoja puede evitar un derrame cerebral.

Las aceitunas u olivos provienen de los países mediterráneos de donde se cultivan, y pero también las podemos encontrar en países del sur como Chile y  Perú. Un dato curioso es que las hojas de olivo se utilizaban para las momificaciones de los faraones, ya que sus primeros usos medicinales fueron utilizados por primera vez en el antiguo Egipto.

Adiós derrames cerebrales, diabetes, hipertensión, alzheimer, y más con esta simple hoja, conoce como usarla!

image

En tiempos antiguos estas hojas eran sagradas, ya que decían que simbolizaba un poder divino. Para el año 1800, estas hojas fueron utilizadas para añadirlas a bebidas, para contrarrestar las fiebres, mas adelante, las hojas de olivo fueron utilizadas como tratamiento de la malaria, en infusiones.

Entre los males o enfermedades para los cuales se ha empleado el uso de la hoja de olivo en la medicina de encuentran los siguientes:

  • Infecciones por cándida
  • Meningitis
  • Encefalitis
  • Influencia
  • Virus del herpes humano 6 y 7
  • Hepatitis B
  •  Virus de Epstein – Barr (EBV)
  •  Malaria
  • Dengue
  • Fatiga
  • Tuberculosis
  • Diarrea severa
  • Infecciones del oído
  •  VIH / ARC / SIDA.

CÓMO PREPARAR EL EXTRACTO DE HOJAS DE OLIVO EN CASA

Utiliza de 100-150 hojas de hojas de olivo por cada litro de agua. Si utilizas las hojas secas, reduce la cantidad a un tercio. Limpia cuidadosamente las hojas, dejándolas en agua con bicarnonato durante unos minutos, luego lava y enjuaga a fondo.

Pon las hojas en agua y lleve a ebullición. Cuando el agua hierva, baja el fuego y cocina a fuego lento durante 15 minutos.

Después de cocinar, cuela el líquido y guárdalo en botellas de vidrio. Conservalo en el refrigerador.

La forma de usarlo es tomar una cucharadita tres veces al día, con las comidas. Si encuentras que el sabor del extracto es demasiado fuerte, diluyelo con un poco de agua.

Añade aceite de oliva a tu dieta diaria, o extracto de hojas de olivo y tu vida de ahí en adelante cambiara, estas hojas son algo maravilloso para la salud.

Fuente e imágenes: Salud con remedios