12 Sencillos trucos de lavandería que necesitas saber antes de poner tu próxima lavadora. Te van a fascinar!

La lavandería es una de las labores que prácticamente todos tenemos que hacer al menos una vez a la semana. Aunque hay algunas personas que lo hacen 2 o 3 veces semanalmente, lo cierto es que lavar a veces es muy tedioso y llega a tomarnos mucho tiempo.

Favorablemente, existen algunos métodos prácticos que harán que el día de lavado sea mucho más llevadero y que termines de lavar en un tiempo más rápido de lo usual.

12 trucos sencillos para lavar la ropa

1. Mezcla para limpiar la lavadora:

Mezcla bicarbonato de sodio con vinagre, programa el artefacto para empiece a hacer una jornada de lavado sin ropa. Esto eliminará toda la suciedad acumulada por la ropa.

2. Suaviza con pelotas de tenis junto con la ropa:

Incluye al menos 2 pelotas de tenis en la lavadora y, cuando saques las prendas y las seques te darás cuenta de su nueva suavidad.

3. Erradica el encogimiento de tu atuendo con acondicionador:

Lava tu ropa con normalidad, luego la pones a remojar en un envase con agua tibia y viertes un poco del acondicionador. Después de 2 horas, colocas la vestimenta en la secadora y listo.

4. Quita las manchas de tinta con laca para el cabello:

Rocía un poco de este químico en donde tengas la mancha y deja reposar por 10 minutos. Cuando el tiempo haya transcurrido, procedes a lavar.

5. Evita las arrugas con cubitos de hielo:

Solo tienes que colocar unos cuantos hielos en cubitos en la secadora y luego la programas para que haga su trabajo

6. Suaviza con vinagre:

Este líquido actúa directamente en las zonas ásperas de la tela, suavizando en poco tiempo.

7. Potencia el color negro con café:

Vierte café negro en el electrodoméstico con la ropa y al sacarla admiramos perfectamente el color negro de tu prenda de vestir.

8. Blanquear con limón:

Coloca una olla con agua y limones en rodajas en la cocina para que hierva, una vez que esta haya llegado a su punto de ebullición, deja enfriar y remojas la ropa blanca por una hora. Luego la pones a secar con el sol y tu ropa estará totalmente blanca.

9. Identifica la vestimenta que no se puede meter en la secadora:

Así sea apartandola en pequeños montañitas de ropa, es necesario que sepas cuales se pueden secar en el artefacto para no dañarlas.

10. Utiliza la sal para no decolorar la ropa:

Si le agregas un puñado de sal marina al lavado, harás que el color de las prendas se asienten más, evitando así una posible decoloración producto de los químicos del detergente.

11. Emplea la tiza para quitar las manchas de grasa:

Cubre toda la parte manchada con tiza, ya sea volviéndola polvo a pasando el trozo por el área afectada y lo dejas reposar para posteriormente empezar la lavandería.

12. Sustituye las toallas de la secadora con una bola de aluminio:

Sólo coloca la pequeña o mediana pelotita de aluminio en la secadora. Esto será un gran alivio monetario para ti.